martes, 14 de septiembre de 2010

REUNIÓN SÁBADO 18 DE SEPTIEMBRE DE 2010.

EL MONAGUILLO VICENTINO conoce cuales son los materiales que se utilizan en la celebración Eucarística.


Agua:








incienso:








¿Como se inciensa?








¿Cuando se inciensa en la misa?









Oleo:







Pan y vino:









Actividad Para el Sábado 18 de septiembre de 2010.

Buscar las siguientes citas bíblicas, responder a los interrogantes y dibujar los signos y los elementos que aparecen en ellas.

a) ¿Qué elemento utilizó Juan para bautizar? Hechos capitulo 1, versículo 5.

b) ¿Qué le ofrecieron los sabios de oriente al niño de Belén? Mateo capitulo 2, versículo 11.

c) ¿Cuáles elementos utilizó Jesús para la cena de despedida con sus discípulos? Marcos capitulo 14, versículos 22 -25.

d) ¿Qué elementos utiliza Moisés para ungir? Éxodo capitulo 30, versículos 22-33.


Realizar esta actividad en tu cuaderno....

lunes, 13 de septiembre de 2010

martes, 27 de abril de 2010

miércoles, 3 de marzo de 2010

VALORES QUE DEBE TENER LOS MONAGUILLOS

Es necesario que el monaguillo:
• Asuma con responsabilidad todos y cada una de las actividades del grupo.
• Sea constante en el cumplimiento de los compromisos que adquiere.
• Este puntual, un poco antes de la hora señalada para cada actividad.
• Cultive una actitud constante de urbanidad, respeto y educación.
• Sea aseado tanto en su persona como en todas sus cosas.
• No tenga miedo al esfuerzo ni rehuya a la disciplina.
• Esté pronto para acomedirse a servir a quien lo necesita.
• Mantenga un espíritu constante de superación, aprovechando todos los medios para lograrlo.
• Aprenda a dominar sus impulsos y encausar sus inquietudes.
• Sea limpio en sus pensamientos, palabras, actitudes y respetuoso con todos.
• Busque ser amigo de todos en una actitud de apertura, sencillez y alegría.
• Ame verdaderamente a Dios, a la Santísima Virgen y a la Iglesia.
• Frecuente, con interés y piedad, los sacramentos y no olvide su oración.
• Aprenda a vivir su fe y sus valores humanos donde quiera que se encuentre.

RESPONSABILIDADES Y COMPROMISOS DE UN MONAGUILLO

Todo monaguillo debe cumplir con cada una de las siguientes reglas para poder servir en el Santo Sacrificio de la Misa:

a) Conducta Espiritual
- Debe seguir las reglas y conductas establecidas por la Iglesia Católica.
- Debe observar los diez mandamientos de la Ley de Dios.
- Asistir a Misa cada domingo y días festivos que obligue.
- Cultivar una vida de oración personal en la Iglesia. La oración es la herramienta perfecta para los actos de Fe, Esperanza y Caridad.

b) Buen desempeño académico
- El monaguillo deberá mantener un promedio alto en cualquier nivel en el que se encuentre-
- El monaguillo debe mostrar sus calificaciones escolares al final del ciclo escolar con el fin de mantener su grado dentro del grupo.

c) Responsabilidades en el hogar
- El monaguillo debe cumplir con todas las tareas que le sean asignadas en casa con el fin de mantener su grado dentro del grupo.

d) Conducta en el servicio
- Servir en cada misa que se le ha asignado.
- El monaguillo debe ser respetuoso con todos y no es aceptado ningún tipo de conducta inapropiada
- Por ningún motivo, un monaguillo tiene permitido dejar el altar una vez iniciada la Misa, excepto por enfermedad o cuando un sacerdote o diácono se lo indique.
- Realizar los deberes asignados durante la misa de una manera ordenada y apropiada.
- Mantener una postura de oración en todo momento mientras se encuentra en la Misa
- Llegar a la Misa en donde servirá al menos 15 minutos antes de la hora de inicio para prepararse apropiadamente a la Celebración Eucarística
- Permanecer por lo menos 10 minutos después de la celebración para asegurarse que las áreas del Altar y Sacristía estén correctamente ordenadas y limpias.
- Realizar los arreglos necesarios con algún otro monaguillo para que lo sustituya cuando por alguna razón no pueda asistir a Misa. Adicionalmente, deberá presentar una nota indicando el motivo y deberá ir firmada por sus padres

e) Conducta en las reuniones del grupo
- Si el monaguillo sale de vacaciones y por algún tiempo no participa en el grupo, deberá enviar una nota firmada por sus padres al menos con dos semanas de anticipación.
- Asistir a todas las reuniones y sesiones de oración de los monaguillos.
- Si un monaguillo desea participar en eventos especiales del grupo, es necesario que los padres firmen la hoja de permiso.
- Participar con entusiasmo en toda actividad del grupo.
- El monaguillo podrá participar en algún otro tipo de apostolado siempre y cuando acepte y cumpla todos los compromisos adquiridos en ambos grupos.


NORMAS SOBRE LA FORMA DE VESTIR PARA SERVIR DURANTE LA EUCARISTÍA

Todo monaguillo deberá respetar las siguientes normas sobre el uniforme y su forma de vestir:

a) Niños Monaguillos
- Deben calzar zapatos negros durante la celebración (no se permitirá tenis).
- Deben permanecer aseados.
- Deben tener un corte de cabello apropiado y arreglado y debe ser de color natural

b) Niñas Monaguillos
- No podrán calzar zapatos con tacón alto. Los zapatos deberán ser cerrados (no sandalias, no se permitirá tenis).
- No podrá usar un maquillaje cargado ni uñas pintadas o postiza
- Debe usar el cabello recogido.
- Se permite una joyería discreta
- Debe mantenerse aseada
- El cabello debe estar peinado y de color natural

sábado, 20 de febrero de 2010

Oración

San Tarsicio,
mártir de la Eucaristía,
pídele a Dios
que todos y en todas partes
demostremos un inmenso amor
y un infinito respeto
al Santísimo Sacramento
donde está nuestro amigo Jesús,
con Su Cuerpo, Su Sangre, Su Alma y Su Divinidad.



video

NUESTRO PATRONO

SAN TARSICIO, mártir (+258)

Su fiesta se celebra el 13 de Agosto.

San TarsicioSan Tarsicio es el Patrón de los Monaguillos y de los Niños de Adoración Nocturna. Por algo se le conoce como el Mártir de la Eucaristía.

Valeriano era un emperador duro y sanguinario. Se había convencido de que los cristianos eran los enemigos del Imperio y había que acabar con ellos. Los cristianos para poder celebrar sus cultos se veían obligados a esconderse en las catacumbas o cementerios romanos. Era frecuente la trágica escena de que mientras estaban celebrando los cultos llegaban los soldados, los cogían de improviso, y, allí mismo, sin más juicios, los decapitaban o les infligían otros martirios. Todos confesaban la fe en nuestro Señor Jesucristo. El pequeño Tarsicio había presenciado la ejecución del mismo Papa mientras celebraba la Eucaristía en una de estas catacumbas. La imagen macabra quedó grabada fuertemente en su alma de niño y se decidió a seguir la suerte de los mayores cuando le tocase la hora, que ojalá, decía él, fuera "ahora mismo".

Un día estaban celebrando la Eucaristía en las Catacumbas de San Calixto. El Papa Sixto se acuerda de los otros encarcelados que no tienen sacerdote y que por lo mismo no pueden fortalecer su espíritu para la lucha que se avecina, si no reciben el Cuerpo del Señor. Pero ¿quién será esa alma generosa que se ofrezca para llevarles el Cuerpo del Señor? Son montones las manos que se alargan de ancianos venerables, jóvenes fornidos y también manecitas de niños angelicales. Todos están dispuestos a morir por Jesucristo y por sus hermanos.

Uno de estos tiernos niños es Tarsicio. Ante tanta inocencia y ternura exclama lleno de emoción el anciano Sixto: " ¿Tú también, hijo mío?"
Y le dice: ¿Y por qué no, Padre? Nadie sospechará de mis pocos años.
Ante tan intrépida fe, el anciano no duda. Toma con mano temblorosa las Sagradas formas y en un relicario, las coloca con gran devoción a la vez que a la vez que las entrega al pequeño Tarsicio de apenas once años, con esta recomendación: "Cuídalas bien, hijo mío".
-"Descuide, Padre, que antes pasarán por mi cadáver que nadie ose tocarlas".

Sale fervoroso y presto de las catacumbas y poco después se encuentra con unos niños de su edad que estaban jugando
-"Hola, Tarsicio, juega con nosotros. Necesitamos un compañero".
- "No, no puedo. Otra vez será", dijo mientras apretaba sus manos con fervor sobre su pecho.
Y uno de aquellos mozalbetes exclama. "A ver, a ver. ¿Qué llevas ahí escondido?"
Debe ser eso que los cristianos llaman "Los Misterios" e intentar verlo.
Lo derriban a tierra, poniendo en su pecho los mozalbetes sus piernas con el fín de hacer fuerza de palanca para abrirle sus brazitos y arrebatarle las Sagradas Formas, le tiran pedradas, y Tarsicio no solo puso resistencia sino que Dios hizo el milagro de que quedasen sus brazos herméticamente cerrados de forma que no pudieron abrirselos jamás (ni siquiere después de muerto) siguen dándole pedradas, y va derramando su sangre. Todo inútil. Ellos no se salen con la suya. Por nada del mundo permite que le roben aquellos Misterios a los que él ama más que a sí mismo...

Momentos después pasa por allí Cuadrado, un fornido soldado que está en el período de catecumenado y que por eso conoce a Tarsicio. Los niños huyen corriendo mientras Tarsicio, llevado a hombros en agonía por Cuadrado, llega hasta las Catacumbas de San Calixto en la Vía Appia. Al llegar , ya era cadáver.

Desde entonces, el frío mármol guarda aquellas sagradas reliquias sobre las que escribió San Dámaso, "queriendo a San Tarsicio almas brutales de Cristo el sacramento arrebatar, su tierna vida prefirió entregar, antes que los Misterios celestiales"

Saludo

Bienvenidos amigos y amigas a Monaguillos, Seminario Mayor Villa Paúl